Las temidas estrías, son un estado patológico del tejido conjuntivo de la dermis, caracterizado por una fibrosis excesiva localizada en forma de cordones como respuesta a la rotura y mala calidad de las fibras anteriormente existentes. Podemos decir que son cicatrices de este tejido. Se localizan principalmente en el vientre, mamas y muslos y si las estrías cuando se forman, son de color violeta o púrpura, nos indica que la dermis aún tiene riego sanguíneo, por el contrario si son de color nacarado o blanquecino no tienen riego sanguíneo.

CAUSAS:

  • Desde un punto fisiológico, las estrías son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel debido al embarazo, la pubertad y el crecimiento rápido, también por el aumento repentino de peso o musculación. Cuando hay una ruptura de las fibras de colágeno y la elastina, la piel se debilita y pierde elasticidad, por lo que se vuelve susceptible a la cicatrización crónica.
  • Cuando hablamos de estrías es importante seguir unos hábitos que nos ayuden en la medida de lo posible, a prevenir su aparición, porque una vez que aparecen, ganarles la batalla es más complejo. Hay que seguir una dieta equilibrada, tomar mucha agua y hacer ejercicio con regularidad, además de mantener la piel lo más hidratada posible, para evitar la rotura de esas fibras elásticas.
  • Uno de los mejores tratamientos actualmente para tratar las estrías, sea cual sea su estadío, es el Láser IPL M22 con su módulo ResurFx, que hoy en día es lo último en tecnología láser para tratar las estrías, mejora la consistencia de la piel y hace que aumente la producción de colágeno, por lo que se va regenerando la piel de la zona tratada.

Si quieres más información sobre este fantástico tratamiento, llámanos y pide una cita para valoración a los teléfonos: 922 236 677 ó 647 892 305

¡Te esperamos!