Los contaminantes ambientales, el polvo de la calle, etc. son factores que llenan de impurezas nuestro rostro, irritan nuestra piel y hacen que se acelere el proceso de envejecimiento. Por ello, a continuación, os acercamos los múltiples beneficios de una buena higiene facial profunda:

-En primer lugar, una adecuada limpieza facial permite que nuestra piel esté oxigenada, por lo que disminuye considerablemente la aparición de las arrugas, y de puntos negros.

-Además, si nos aplicamos las cremas y productos específicos para el cuidado de la piel, estos serán mucho más efectivos con el rostro libre de residuos.

-Obtendremos un aspecto más luminoso.

-También, es clave para eliminar el aspecto cansado y apagado.

-Por último, lucirás una piel más suave y tersa.

Este maravilloso regalo también puedes comprarlo en la tienda de nuestra web: www.loemarina.com

Te esperamos !!